Retos para lograr el desarrollo y bienestar en la pesca:
Las Directrices PPE

El trabajo que realizan millones de personas dedicadas a la pesca en todo el mundo es esencial para la alimentación de la humanidad. La pesca artesanal o en pequeña escala, es el medio de vida para personas de comunidades costeras que no solo ofrecen alimentos, si no que con su gran trabajo contribuyen a la preservación de conocimientos, técnicas tradicionales y al manejo adecuado de los recursos marinos. A pesar de su importancia, en ocasiones el sector pesquero en pequeña escala es poco reconocido y valorado, arrastrando a las comunidades y sus integrantes a condiciones de pobreza y marginación, violando sus derechos humanos.

Por tal motivo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) junto con países miembros y otras organizaciones, incluyendo el sector pesquero, elaboraron las Directrices voluntarias para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza (Directrices PPE).

Las Directrices PPE son el primer acuerdo a nivel internacional dedicado totalmente al sector de la pesca en pequeña escala y tiene como objetivo reconocer y visibilizar el importante papel que juegan estas pesquerías en la lucha contra la pobreza, el hambre y el cambio climático. Este instrumento promueve la pesca responsable, el desarrollo sostenible, los derechos humanos de personas dedicadas a la pesca, así como su participación en los espacios de toma de decisiones, considerando especialmente a las personas que no son escuchadas.

En nuestro blog de la Agenda 2030, platicamos sobre cómo esta es un plan de acción global y acuerdo internacional que busca resolver desafíos como la pobreza, desigualdad y cambio climático. La Agenda 2030 y las Directrices PPE están fuertemente relacionadas ya que ambas promueven el bienestar y una vida digna para todas las personas. Por su parte, las Directrices PPE representan una herramienta esencial para que el sector pesquero contribuya al cumplimiento de la agenda y sus Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) con el fin de que en 2030 se pueda alcanzar un bienestar social, económico y ambiental.

Con el objetivo de que la pesca en pequeña escala continúe por muchos años más, tomando en cuenta tanto el desarrollo de las comunidades como la conservación de los recursos pesqueros, es necesario dar un seguimiento al cumplimiento de la Agenda 2030 y sus ODS a través de las Directrices PPE. Para esto es fundamental medir las aportaciones de los países y de los distintos actores como gobiernos, comunidades pesqueras y organizaciones de la sociedad civil.

¿Cuales serían los beneficios de medir las contribuciones de las comunidades pesqueras a la Agenda 2030 y Directrices PPE?

Finalmente, invitamos a visibilizar los esfuerzos que todas las personas del sector pesquero realizan de manera cotidiana en la implementación de las Directrices PPE, empezando por conocer más a fondo cada una de estas a través de nuestros blogs.

Para más información puedes ver el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=ItefaviIKa4

¿Quieres unir tu voz a la de las pescadoras y pescadores en pequeña escala en México? Contáctanos a través del foro de PescaData o al correo hola@pescadata.org