Tu FIP y PescaData: la sinergia que necesitabas para documentar tus mejoras en la pesca

“Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre” – William Thomson Kelvin

Desde hace más de dos décadas se han desarrollado e implementado esquemas de trabajo que buscan alcanzar la sostenibilidad de los recursos pesqueros, como las eco-certificaciones y recomendaciones de consumo (p.ej., Marine Stewardship Council, Fair Trade, Seafood Watch). Sin embargo, en la búsqueda por aplicar un modelo adaptable y viable en todos los aspectos surgieron los Proyectos de Mejora Pesquera (Fishery Improvement Project, FIP, por sus siglas en inglés). Este modelo adaptativo permite trabajar a través de alianzas colaborativas con diversos actores de la cadena de suministro, para poder abordar las necesidades de las pesquerías en pequeña y gran escala. Este esquema resulta favorable para pesquerías donde los volúmenes capturados son menores por ejemplo a los de una pesquería industrial, y en donde se dificulta solventar los elevados costos de una certificación y sus auditorías.

A nivel mundial muchas de las pesquerías en pequeña escala o ribereñas no cuentan con información suficiente para poder tener un manejo adecuado del recurso. Esto muchas veces está influenciado por la complejidad de la actividad pesquera, por ejemplo, recursos pesqueros que son extraídos por múltiples usuarios, la gran diversidad de especies y la poca información con la que cuentan, áreas de difícil acceso, etc. Por esto, se requiere de herramientas y conexiones que estén a la altura de reconocer y transformar el conocimiento local, para lograr el manejo efectivo de las pesquerías a nivel internacional. Como respuesta a esta carencia nace PescaData, pero quizá surja la duda de qué es, y por qué es el instrumento ideal para abordar dicha necesidad.

Esta aplicación posee características que la hacen única. Es una herramienta creada por y para el sector pesquero, con el fin de poder documentar información de manera fácil y al alcance de todas y todos los involucrados las mejoras en la pesca. PescaData a través de sus secciones (p. ej., bitácoras pesqueras) permite abordar necesidades específicas de las pesquerías, y así poder medir para mejorar. Cuando se trabaja en la implementación de un FIP se requiere abordar diversos indicadores que permitan sustentar qué tan sostenible es la pesquería, por ejemplo, el registro de los volúmenes de capturas diarias, la composición de las capturas, respeto o no de tallas y vedas, uso de carnada, etc. Toda esta información recabada permite documentar un buen manejo y gobernanza sobre los recursos pesqueros a través de esta aplicación.

Usar PescaData en la implementación de los FIP permite a las usuarias y usuarios fortalecer sus capacidades técnicas y administrativas, generar información ordenada sobre su pesquería (lo que eventualmente conduce a la participación en el buen manejo de la pesquería), y a la integración de datos en la toma de decisiones.

Confiar en esta sinergia entre el FIP y PescaData brinda la oportunidad de poder ir más allá si así se desea. Permite no solo tener la información ordenada y a la mano de las mejoras pesqueras que se realizan, o de monitorear los gastos y costos de los productos, sino que además, se podrá conocer y comunicar en qué medida la organización pesquera contribuye a alcanzar metas y objetivos nacionales e internacionales hacia la sostenibilidad pesquera. Todos estos son elementos fundamentales que nos unen y nos mueven para lograr tener pesquerías saludables para las generaciones presentes y futuras.

¿Quieres unir tu voz a la de las pescadoras y pescadores en pequeña escala en México? Contáctanos a través del foro de PescaData o al correo hola@pescadata.org